Grupo Riestra actualiza su imagen corporativa

En estos tiempos tan inciertos, donde todo cambia a gran velocidad y más que nunca es necesaria la unidad, las empresas del Grupo Riestra han querido plasmar ese espíritu de unión en una nueva imagen corporativa que recoja la esencia de cada una de ellas.

La cúpula verde que cobija al resto, representa los pulpos de nuestras grúas, simbolizando el abrigo que otorga Daniel González Riestra S.L. a las otras dos empresas del grupo, al ser la empresa más veterana y con mayor andadura profesional.
Por su lado, las vallas rojas son el sello del servicio prestado por Cierres Metálicos Riestra S.L., poniendo a disposición de clientes profesionales y particulares una amplia gama de cierres de fincas en primeras y segundas calidades aptas para todos los sectores.
Y el símbolo de la corriente alterna representa a la empresa más joven del grupo, Riestra Electrotecnia S.L., que ofrece servicios eléctricos de instalación y mantenimiento en baja tensión a particulares y empresas.

Todo ello conforma nuestra nueva imagen, la de un grupo empresarial cohesionado que trabaja unido con el objetivo de proporcionar a nuestros clientes un servicio global y de calidad.

Proyecto coPEREDA 2020

La Central Térmica de La Pereda es un grupo eléctrico con unas características únicas en España, con una potencia de 50 MW producidos gracias a un lecho fluido circulante que utiliza carbones de muy baja calidad, residuos de escombreras y restos de madera como combustibles. La central ha permitido además mantener la investigación de líneas innovadoras como la captura de CO2 y la quema de biomasa, todo ello en el contexto de su actual transición energética, hacia la eco-combustión. Así, el cierre previsto de sus explotaciones mineras en un escenario futuro, hace necesario desarrollar investigaciones también en el ámbito de utilización de nuevos combustibles.

Por otro lado, Asturias debe adaptarse a la normativa que exige reducir la eliminación (especialmente de materia orgánica) y dar un tratamiento previo a todos los residuos eliminados en vertedero. Para ello, COGERSA se dotará de una planta de tratamiento mecánico/biológico de los residuos domésticos mezclados, que obtendrá fracciones para reciclaje, material bioestabilizado, una fracción de combustible derivado de residuos (CDR), y una corriente de rechazo.

Los objetivos principales del proyecto “Investigación para la valorización energética y química de residuos en centrales de lecho fluido circulante (coPEREDA 2020) son estudiar las condiciones y técnicas de tratamiento y preparación de residuos para obtener combustibles alternativos (CDR/CSR) a partir de residuos domésticos y residuos industriales no peligrosos de Asturias. Investigar las especificaciones requeridas para valorizar CDR/CSR en La Pereda, así como las adaptaciones necesarias en dicha central para que pueda utilizar CDR/CSR como combustible alternativo al carbón de forma rutinaria. Paralelamente, en el plano de la valorización química, el proyecto estudia las distintas opciones tecnológicas para facilitar las decisiones en cuanto a viabilidad técnica y económica en el medio-largo plazo.

coPEREDA 2020 se alinea con el paquete de medidas de la UE sobre clima y energía que tratan de reducir las emisiones de efecto invernadero [1] y con el paquete de economía circular de la UE que se preocupa porque se utilicen los recursos de modo más sostenible [2].

DANIEL GONZÁLEZ RIESTRA, S.L. participa en este proyecto como productor de un residuo industrial de tipo mayoritariamente polimérico, y por lo tanto susceptible de ser utilizado como CDR/CSR, en cantidades anuales adecuadas para dicho proyecto.

coPEREDA 2020 está financiado parcialmente por la subvención dirigida a la ejecución de proyectos I+D+i diferenciales o tractores desarrollados por empresas del Principado de Asturias para el ejercicio 2017 (Programa RIS3-Empresa). Cuenta con un presupuesto aprobado por el IDEPA de 555.784,18 € y una subvención de 375.236,78 €.

En el caso de DANIEL GONZÁLEZ RIESTRA S.L., el presupuesto asciende a 70.044,29 € y la ayuda a 52.533,22 €.

[1] https://ec.europa.eu/clima/policies/strategies/2020_es
[2]https://ec.europa.eu/commission/priorities/jobs-growth-and-investment/towards-circular-economy_es
https://goo.gl/WA4fj9

Periodo: 01/12/2017 – 28/09/2019

DGR participa en un proyecto de recuperación de zinc

El reciclado del zinc está cobrando cada vez más importancia ya que es uno de los metales no ferrosos más utilizados y puede ser reciclado indefinidamente sin pérdida de propiedades.

La obtención del mismo a partir de sus menas es un proceso costoso, que implica el consumo de grandes cantidades de energía, reduciendo los recursos naturales disponibles. Por ello, una vía interesante de obtención del zinc es el reciclado de sus fuentes secundarias.

Uno de los residuos que contienen zinc en gran concentración es la chatarra procedente de los vehículos fuera de uso. Una vez fragmentados estos residuos y separados en distintas fracciones, la fracción ferrosa de dicha chatarra está formada principalmente por acero y acero recubierto de zinc. Actualmente este material se envía a las acerías para el reciclaje del hierro. La recuperación del zinc previamente a su envío a la acería ofrecería ventajas tanto medioambientales como económicas, reduciendo la demanda de nuevos materiales. Por ello, existe un interés creciente en desarrollar procesos para la recuperación del zinc a partir de estos residuos secundarios.

A lo largo de los años, Daniel González Riestra S.L. ha seguido una política de mejora de sus procesos productivos a través de la innovación y la calidad, estudiando el modo de ejecutarlos de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Por este motivo, participa en un proyecto de recuperación de zinc procedente de la fracción férrica de la chatarra fragmentada de vehículos fuera de uso, mediante procesos hidrometalúrgicos, más económicos y respetuosos con el medio ambiente.

 

La formación, asunto a tener muy en cuenta

El II convenio colectivo estatal de la Industria, Tecnología y los servicios del Metal se toma en serio la formación a diferentes niveles como requisitos en la Coordinación de Actividades Empresariales.

El pasado día 17 se publicó en el BOE la Resolución de 7 de junio de 2017 de la Dirección General de Empleo por la que se registra y publica el II Convenio Colectivo estatal de la industria, la tecnología y los servicios del sector del metal.

https://www.boe.es/boe/dias/2017/06/19/pdfs/BOE-A-2017-7009.pdf

En su artículo 71  establece que el empresario debe proporcionar a cada trabajador, en cumplimiento de su deber de protección, una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia de prevención de riesgos laborales, adaptada a la evolución de los mismos y a la aparición de otros nuevos.

En la nueva redacción del convenio se regula la formación mínima obligatoria para las actividades propias del sector metal pero que no se realicen en obras de construcción. De esta forma establece obligación de realizar los siguientes cursos:

  • Formación para directivos: tendrá una duración de seis horas y podrá realizarse, bien de forma presencial, bien a través de teleformación.
  • Formación de trabajadores que desempeñen sus tareas en oficinas: tendrá una duración mínima de seis horas y podrá realizarse de forma presencial o mediante teleformación.
  • Formación de trabajadores de oficio del área de producción: deberá ser presencial y tendrá una duración de 20 horas. Tendrá una parte troncal de 12 horas y una parte específica de 8 horas.
  • Formación de trabajadores con funciones preventivas de nivel básico: tendrá una duración de 50 horas. Mínimo 20 presenciales y el resto teleformación.

Los contenidos de las indicadas formaciones se recogen en el propio convenio, así como el contenido de las formaciones de oficios del área de producción.

Además se contempla una FORMACIÓN DE RECICLAJE de un mínimo de cuatro horas en todas las categorías de curso cada tres años.

Muchas gracias a todos

Durante el incidente acaecido el día 4 de enero de 2018, todos los integrantes de la empresa recibieron una gran cantidad de llamadas por parte de clientes, proveedores y amigos.

Todas estas llamadas han supuesto para Daniel González Riestra S.L. un apoyo muy significativo.

Por esto, la empresa Daniel González Riestra S.L. quisiera agradecer a todos el afecto aportado durante tal fatídico día.

Del mismo modo, quisiéramos agradecer a las Administraciones Públicas todos los servicios prestados para controlar la situación producida, con una especial mención a los cuerpos de Bomberos del Ayuntamiento de Gijón, Bomberos de Arcelor y Bomberos del Principado de Asturias, por la profesionalidad demostrada ante la magnitud del incidente.

De parte de todos los integrantes de la empresa Daniel González Riestra S.L.

Muchas gracias a todos

Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios

Determina las condiciones y los requisitos exigibles al diseño, instalación/aplicación, mantenimiento e inspección de los equipos, sistemas y componentes que conforman las instalaciones de protección activa contra incendios. Leer +

El nuevo RD 513/2017, que aprueba el nuevo reglamento de instalaciones de protección contra incendios, introduce numerosas novedades con respecto al anterior RD 1942/1993. El objetivo del Reglamento es determinar las condiciones y requisitos exigibles al diseño, instalación y mantenimiento de los equipos, sistemas y componentes que conforman dichas instalaciones.

En el Reglamento se regulan los siguientes aspectos:

  • Las condiciones y requisitos que deben cumplir los equipos y sistemas y componentes de protección contra incendios.
  • Las condiciones de habilitación y funcionamiento e inspecciones periódicas de estas instalaciones.
  • El régimen sancionador.

El RIPCI es fundamental para una seguridad contra incendios eficaz, incorpora las exigencias derivadas de la legislación europea como las regulación de sectores que no estaban contemplados y los productos que no estaban amparados por normas armonizadas.

Aumenta el precio de la luz

Comienzan a llegar las lluvias, pero el buen tiempo que hemos vivido en los últimos meses, con una inusual falta de precipitaciones y viento, está provocando subidas en la factura de la luz. En la primera quincena de octubre, el precio de la electricidad ha aumentado más de un 9%. La sequía y la prolongación de las temperaturas de verano han reducido el uso de las fuentes de energías renovables, como la hidroeléctrica, porque los embalses carecen del agua suficiente para desaguar, lo que está encareciendo los precios.